El medio digital español El Confidencial ha revelado una campaña de desprestigio contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que se estaría fraguando para ser implementada en las redes sociales con el apoyo de influencers, quienes darían fuerza a esta “iniciativa” que sería acompañada con la etiqueta #DemasiadoMaduro. Según el medio la agencia DeQuéBuzz estaría ofreciendo dinero a tuiteros para que den RT a publicaciones contra el mandatario venezolano. Eso sí, mensajes velados, es decir, que no harían referencia directa a la política y a la figura de Maduro. El Confidencial publicó el correo electrónico que recibió una importante tuitera española en el cual se le muestra el objetivo de la campaña y se le invita a sumarse. “Lo que necesitaríamos por tu parte sería que hicieses RT a un tuit en el que aparecería un objeto y el copy [el autor del tuit] diría que está demasiado maduro. Pueden ser unas zapatillas viejas, una fruta pocha, etc. No tendrías que mencionar ni a Venezuela ni nada relacionado con política, queremos quitarle hierro al asunto dotando los tuits de normalidad utilizando objetos cotidianos y dejando entrever que ya ha llegado el momento de ‘jubilarlos’. ¿Me podrías pasar presupuesto por este retuit?”, dice la correspondencia. A lo que la influencer responde de manera irónica: “Actualmente solo hago campañas con las que estoy plenamente de acuerdo o aquellas sin ánimo de lucro o con fines benéficos, por lo que considero que mi presupuesto para este trabajo no puede bajar de los 100 millones de euros, como los 100 millones de muertos por el comunismo. Quedo a la espera de su respuesta. Reciba un cordial saludo”. Los creadores de la campaña en ningún momento le indican a los influencers que deben marcar su retuit como publicitario, por lo cual se trataría de una publicidad encubierta, violando de esta forma leyes españolas como la Ley de Competencia Desleal y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información. DeQuéBuzz es una agencia publicitaria con sedes en Ciudad de México Madrid, especializada en contratar influencers para llevar adelante campañas online y en redes sociales. Han trabajado con compañías como Google, Coca-Cola, Baileys, Gillette o la ONG Aldeas Infantiles, entre otros. El perfil de los tuiteros a quienes hasta ahora se les ha presentado la campaña tiene en común, además de contar con cientos y hasta miles de seguidores, que no están vinculados con la derecha venezolana. “Se avecina campaña antiMaduro en redes… Molaría saber quién la paga. La agencia que me manda esto me conoce menos de cero. Lo que me hace más gracia es lo de ‘dar aire de normalidad’ pero oye, con retuits pagados, eso sí…”, escribió en su cuenta de Twitter el periodista español Pepo Jiménez, @kurioso.

Fuente: YVKE Mundial/Con el Mazo Dando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *