Noticias4F.- En correspondencia con las relaciones de fuerzas presentes en los conflictos clasistas, étnicos o nacionales, donde no dejan de estar las contradicciones inter-burguesas e inter-imperialistas, van evolucionando las modalidades de guerra como productos de la sistematizaciones de la experiencias y el balance de las múltiples derrota que ha sufrido el imperio, por lo que podemos destacar algunos hitos que han determinados las actuales modalidades de guerra, particularmente la proxywar y la guerra hibrida:

1.- SECUELAS DEL SINDROME DE VIETNAM: “todo menos baja”.

2.- GUERRA NO AUTORIZADA: “utilización de las ordenes ejecutivas”.

3.- COSTOS ECONOMICOS CRECIENTES

4.- DIFICULTADES PARA ARMAR ALIANZAS BELICAS.

5-EMPANTANAMIENTO COMO LA INTERVENCIÓN EN AFGANISTAN, DONDE HAN PAGADO UN ALTO COSTO POLITICO POR EL EMPLEO DE TROPAS EN EL TERRENO.

De este conjunto de dificultades surgen los enfoque de guerra de baja intensidad y emergen las modalidades de guerra no convencional, donde predominan las operaciones encubiertas con fuerzas especiales y se combinan aspectos tradicionales de la guerra .

Aquí debemos puntualizar una de las vertientes de la proxywar como modalidad de guerra no convencional, donde los EE.UU intenta evadir la intervención directa  y utiliza a “terceros” actores que lo sustituyan en la agresión. En tal sentido, guerra por delegación (proxy war, en inglés) es aquel conflicto donde una potencia utiliza a terceros actores (ya sean otros Estados, grupos u organizaciones terroristas) para defender sus intereses. Este tipo de  guerra subsidiaria   es un tipo de conflicto que se produce cuando una potencia, en este caso los EE.UU, utiliza fuerzas títeres como sustitutos como las FFAA colombianas, en vez de enfrentarse directamente. En este caso, los yanky buscan el objetivo es dañar, dislocar o debilitar nuestras fuerzas sin ir a un conflicto abierto.

IV.- ESTRATEGIA DE AMPLIO ESPECTRO Y DESGASTE POR DESCOMPOSICION INTERNA

El concepto de dominación de espectro completo  (Joint Vision 2020).Dirección de Políticas y Planes Estratégicos del Ejército de los EE.UU. Junio de 2015,significa aplicación simultánea y sin tregua de mecanismos variados que tiendan a confundir y a la vez a producir resultados combinados;

–No dejar resquicio, ningún espacio de resguardo, ni un momento para tomar aliento,

–Simultaneidad.  El mejor medio para desgastar es atacar sin tregua, por todos lados y al mismo tiempo

 Combate como en un enjambre de avispas, se aplican simultáneamente mecanismos desestabilizadores o directamente operaciones en todos los ámbitos

En esta estrategia el énfasis no está localizado solamente en la eliminación física sino priorizar la degradación de la fuerza oponente, explotando déficits e insuficiencias político-culturales, económico-sociales. Las fallas y limitaciones, como por ejemplo, el desabastecimiento y las alzas de precios, se utilizan en forma simultánea y sincrónica ( como OPERACIÓN CONJUNTA Y COMBINADA ) OPSIC en un amplio espectro de políticas, recursos y medios. Todo dirigido a quebrar la voluntad de lucha , impactando tanto el ámbito cognitivo como emocional.

Alcanzar tales objetivos demanda la organización sistemática de operaciones psicológicas que desacrediten e ilegitimen al poder público ( CNE, TSJ, FANB ).

Por eso, la OPSIC es la herramienta más utilizadas para exponenciar la conflictividad y el cuadro de ingobernabilidad y están centradas en distorsiones informativas, rumores, tergiversaciones, alarmas infundadas (post-verdad) que conduzcan a escenarios modulado por conmociones que puedan modificar las relaciones de fuerza, empantanar el proceso y construirle viabilidad a una intervención “humanitaria” de organismos internacionales.

V.- LA AMENAZA DE LA PROXYWAR COLOMBIANA

La versión de la proxywar colombiana, contempla emplear diversas formas de luchas en la estrategia de amplio espectro, esbozando de una manera simultáneas y combinadas, las siguientes líneas:

  • Empleo del poder aéreo de las distintas bases de los EE.UU instaladas en su territorio: ataque convencional sobre centros de gravedad, neutralización de puestos de mando y control, destrucción de infraestructuras y servicios esenciales.
  • Utilización de grupos élites y fuerzas especiales, tanto colombianas como norteamericanas.
  • Asociación con paramilitares, narcotraficantes y contrabandistas.
  • Control territorial de corredores viales como la ARC, división y fragmentación de las principales ciudades; San Cristobal,Maracaibo,Barquisimeto,Valencia,Maracay,Caracas,Barcelona,Ciudad Guayana.
  • Focalización territorial en la franja fronteriza, específicamente en el norte de Santander-región Catatumbo, articulado con las proyecciones separatista de la “media luna”: Estados Táchira-Zulia. Esta franja espacial, alberga en su seno una larga historia de prácticas contrabandistas, tanto de drogas, combustibles y múltiples mercancía. A lo largo del eje fronterizo, se asientan miles de familias con doble nacionalidad, quienes utilizan cotidianamente cientos de trochas, carreteras, caños y pasos de ríos, los cuales son una especie de tierra de nadie
  • Al lado de esta secuela delictiva, se le suma el fenómeno migratorio inducido, con el objetivo de justificar la crisis humanitaria que le sirve como pretexto para una intervención internacional .
  • Destacada importancia tiene la presencia de fuerzas hibridas como las fuerzas especiales Vulcano, Fudra-3, en proceso de articulación con narcos, paracos y contrabandistas.
  • El proceso de descomposición del estado colombiano que se conoce como PARAPOLITICA ( desarrollada por el uribismo del cual el actual presidente es un fiel oponente ) le da un sello particular a la proxywar, por ejemplo:

— Los paras en Cúcuta trafican con drogas, hacen contrabando de gasolina, de alimentos, medicamentos y de otras mercancías

— Al lado de las actividades lucrativas, los paras realizan sicariatos, desapariciones, masacres, desplazamientos forzados.

— Los mandos de los para-militares son ex militares, ex policías y ex agentes del Das, sumándoseles efectivos del ejército colombiano .

  • — Realizan control territorial, establecen toque de queda, hacen limpieza social y mantienen el orden público como «poder paralelo”
  • — Promueven una labor filantrópica, ayudando a familias necesitadas, organizan micro-empresas, moto taxis, alquiler de teléfonos.
  • — Su inserción en comunidades y barriadas, le da a los paras un manto de protección, contando con niveles de impunidad de la base social, ejerciendo funciones de gobierno paralelo.

En esa dirección hay que tener claro que este enemigo no tiene una membresía institucional o regular, sino que son grupos híbridos que realizan operaciones encubiertas.

Por: Carlos Lanz Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *