Noticias4F.- La ambición de Estados Unidos por dominar los pueblos de América Latina y el Caribe es inalterable, así como lo es la voluntad de ser libre que tienen estos pueblos, expresó este miércoles el canciller de la República, Jorge Arreaza.

En un mensaje publicado en la red social Twitter, Arreaza escribió: “Desde el origen de los Estados Unidos como nación, su ambición expansionista y proyecto de dominación de Nuestra América ha sido inalterable. También lo ha sido la voluntad libertaria de nuestros pueblos”.

El mensaje forma parte de su artículo de opinión denominado El Águila de Naturaleza Inalterable, publicado en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el texto, Arreaza se refiere al asedio militar, económico y político al que han sido sometidos Venezuela y otros pueblos del mundo, así como el carácter libre y soberano que han mantenido ante las agresiones imperiales. 

“Hace 200 años el imperio español fue echado de estas tierras (…) Levantaremos nuestra espada y nuestra voz, no sólo por nuestra propia defensa, sino por todos aquellos pueblos históricamente oprimidos y vejados por la soberbia del complejo militar, industrial, financiero y tecnológico instaurado en el corazón del poder en Washington”, reseña el artículo.

Precisó que los pueblos de América Latina no se rendirán ante el asedio, se mantendrán en resistencia y ofensiva para defender su libertad e independencia.

“Más temprano que tarde, Nuestra América Latina y Caribeña se constituirá en una gran potencia, ocupará el rol que la historia le ha otorgado y que el imperialismo le ha negado, seremos un sólido polo de poder que frenará y neutralizará cualquier intento exógeno de dominación. Hasta que ese momento llegue, desde Cuba, Venezuela, Nicaragua y desde todos los rincones de Nuestra América, nos mantendremos firmes, en resistencia, sí, pero en ofensiva a la vez, por la dignidad humana, por el derecho a ser libres, a ser independientes, el derecho a construir, sin injerencias, el sistema que nos brinde la mayor suma de felicidad posible; el derecho a caminar con nuestros propios pies, el derecho a Vencer!”, concluye el texto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *