Noticias4F.- La Vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, denunció este miércoles una operación del crimen organizado transnacional ejecutada por integrantes del partido Voluntad Popular (VP), en coordinación con el gobierno de los Estados Unidos, para apropiarse ilegítimamente de los recursos y activos de Venezuela en el exterior.

Responsabilizó a José Ignacio Hernández, Carlos Vecchio y Ricardo Hausmann, quienes fueron nombrados por el presidente de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, Juan Guaidó, como sus representantes para tales efectos, de planificar este fraude que despojaría los activos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) concentrados en Citgo (EEUU), Monómeros (Colombia), PDV Caribe y PDV América.

Como consecuencia directa de este crimen está la decisión de una corte de apelaciones estadounidense de entregarle a la minera canadiense Crystallex los activos de la empresa Citgo, como cobro por 1.400 millones de dólares que le adeudaría el país.

Detalló que el abogado de la empresa José Ignacio Hernández, devenido procurador por el autoproclamado Juan Guaidó, declaró ante la corte la argumentación de que Venezuela y Pdvsa eran la misma entidad jurídica.

“Él fue el creador de esa insólita argumentación jurídica de que Pdvsa también es la República. Son personas jurídicas distintas, ahí estuvo el fraude procesal para ir contra Pdvsa y quitarnos Citgo, para robarse los activos de la República”, explicó a Vicepresidenta Ejecutiva.

Rodríguez señaló que se hicieron una serie de capturas de conversaciones del teléfono de un colaborador de Guaidó, Roberto Marrero, detenido y acusado por la Justicia venezolana de legitimación de capitales, asociación para delinquir y conspiración.

Mostró dichas conversaciones sostenidas entre Guaidó, Hernández, Vecchio y Hausmann, este último nombrado por el presidente de AN en desacato como el representante de Venezuela ante el Banco Internacional de Desarrollo (BID), además de ser catalogado como el típico operador financiero que estigmatiza las soberanías y celebra las dolarizaciones.

A Juan Guaidó, Luego de su autoproclamación como presidente encargado el pasado 23 de enero, se le suman a él y sus colaboradores una serie de delitos en los que se incluye robo, estafa, gastos suntuosos y creación de falsas ONG para la recepción y apropiación de fondos provenientes de Estados Unidos y otros financistas internacionales de la derecha en Venezuela.

A mediados de junio de este año, el ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, anunció que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica inició una investigación judicial dirigida a los miembros de la junta directiva de la empresa Citgo, nombrada ilegalmente por Guaidó, porque alteraron la contabilidad para excederse en 70 millones de dólares en el pago de intereses.

Entre los principales señalados en esa oportunidad figura el prófugo de la justicia venezolana Carlos Vecchio, quien además de fungir ilegalmente como miembro de la junta directiva de Citgo, también fue nombrado de manera arbitraria por Guaidó como “embajador” de Venezuela en Washington.

La alteración de dichos libros contables se realizó para el pago de los bonos 20-20, respaldados por la empresa Citgo, operación financiera planificada por Guaidó y sus colaboradores desde la Asamblea Nacional en desacato, instancia que aprobó efectuar un pago de intereses equivalente a 71 millones de dólares en sesión del martes 7 de mayo pasado, con la excusa cumplir con dichos compromisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *