Noticias4F.- Estados Unidos (EEUU) un país marcado por el discurso presidencial con claros mensajes xenofóbicos que transmiten odio a la población más radical, es víctima de acciones violentas que en los últimos ocho días han dejado al menos 34 muertos. 

Actualmente en la nación norteamericana donde se producen más de 33 mil hechos violentos al año, cerca de 60 millones de personas poseen un arsenal de más de 200 millones de armas amparados por la Constitución de su país, que lo establece como un derecho, refiere Telesur.

Bajo esta protección constitucional, se han llevado actos sangrientos como los ocurridos este sábado y domingo dejando al menos 29 muertos en dos tiroteos masivos ocurridos ambos días, con sólo horas de diferencia.

El primero de ellos en una tienda de la cadena Walmart en El Paso, Texas, donde un hombre de tez blanca identificado como Patrick Crusius, de 21 años de edad, mató a 20 personas e hirió a 26 el sábado.

En este caso, las autoridades texanas investigan si Crusius, es el autor de un manifiesto racista que fue publicado en el foro online más visitado por la derecha estadounidense y donde confesaba que cometería el ataque masivo.

En el texto, el joven que muestra afinidad por Donald Trump, presidente de EEUU, afirma que “los inmigrantes pueden regresar a sus países si se les dan los incentivos necesarios. Lo que voy hacer es eso”.

El segundo acto violento en suelo estadounidense sucedió la madrugada de este domingo, cuando un tirador solitario mató a nueve personas en Dayton, Ohio, antes de ser abatido por los agentes del orden que respondieron a la agresión.

Antes estos nuevos hechos que mantienen consternada a la población más racional, Beto O’Rourke, aspirante a la presidencia de esa nación por los demócratas, ha acusado a Trump de ser un incitador del racismo.

Mientras tanto, en lo que va de año en EEUU al menos 250 personas han fallecido en 251 hechos relacionados con armas de fuego pasando casi desapercibido como importante tema de debate por el Congreso.

Sin embargo, Trump en febrero de 2017 desechó una medida adoptada por su predecesor Barack Obama, que buscaba mantener lejos de las armas a personas con discapacidades mentales comprobadas.

Por otra parte, el Centro de Investigaciones Pew, publicó en 2017 que cuatro de cada diez personas en ese país, tienen en su dominio armas de fuego.

Las noticias sobre tiroteos masivos son frecuentes en Estados Unidos, donde se estima que la población de 327 millones de habitantes posee un 46% de los cerca de 857 millones de armas de fuego existentes en el orbe en manos de civiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *