MP abre investigación a personas designadas de forma írrita en directivas de Pdvsa y Citgo

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, anunció este jueves el inicio de investigaciones contra los ciudadanos nombrados como directivos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y su filial Citgo por parte de la Asamblea Nacional (AN) en desacato.

En la sede del Ministerio Público, en Caracas, Saab indicó que estos ciudadanos aceptaron “ser nombrados por un órgano que no es competente para tomar este tipo de decisiones”.

Destacó que además se le abrirá una investigación a los embajadores designados por el diputado a la Asamblea Nacional venezolana en desacato y nulidad jurídica Juan Guaidó, autoproclamado “presidente interino” de Venezuela.

Los investigados son Simón Antúnez, Gustavo Velázquez, Carlos Paisa, Ricardo Prada, David Smolanski, Luisa Palacios, Edgar Rincón, Oswaldo Núñez, Fernando Vera, Elio Tortolero, Andrés Padilla, Ángel Olmeta, Luis Urdaneta, Javier Troconis y Rick Esser.

“Los mencionados aceptaron ser nombrados por un órgano que no es competente para tomar este tipo de decisiones. Grotescamente, este ciudadano autoproclamado hace designaciones circenses, que buscan satisfacer intereses extranjeros y generar desestabilización y violencia en el país”, indicó el fiscal.

Advirtió que los representantes designados por Guaidósufrirán consecuencias legales debido a que el hecho podría considerarse como una conducta conspirativa contra la paz ciudadana y contra el orden constitucional de la nación.

El fiscal aseveró que los únicos directivos legítimamente designados para la dirección de Pdvsa y sus filiales son los que despachan desde sus oficinas, y han sido designados por el Ejecutivo Nacional, como lo estipulan la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela.

“Todo lo que han hecho se basa en un estatuto inconstitucional que es un mamotreto jurídico. De manera ilegal y delictiva pretenden asaltar todos los poderes de la nación. Un usurpador, en un momento de delirio, se autoproclamó en una plaza leyendo una hoja en blanco”, enfatizó.

Ratificó que ninguno de sus nombramientos tienen validez legal.

Fuente: AVN

Venezuela exporta 25 toneladas de cacao mirandino a Indonesia

Un total de 25 toneladas de cacao producido en el Estado Miranda,  se exportarán a indonesia, informó este martes el gobernador de la entidad, Héctor Rodríguez.

“Este cacao se ha venido consolidando a nivel mundial como el cacao de mayor calidad, de mayor olor, de mayor aroma a nivel mundial y empieza a posicionarse el estado Miranda como el principal exportador de cacao de Venezuela”, expresó el gobernador en una transmisión de VTV.

Señaló que el cacao que será exportado cuenta con un97 % de fermentación, lo que le otorga una de las mejores calidades del mundo.

Asimismo, recordó que el estado Miranda también es el principal exportador de flores del país. “Tenemos el gran reto de convertirnos en el segundo exportador de anturios de toda América Latina, para eso estamos haciendo un gran plan de inversión”, precisó.

El gobernador aseguró que la única solución estructural a los problemas económicos que está atravesando Venezuela es producir y exportar más para depender menos de las importaciones y la renta petrolera.

“Estamos conscientes de que es un camino difícil, que amerita transformar la cultura del trabajo hacia un trabajo productivo que sea capaz de sembrar el alimento, producir el medicamento, de producir la ropa que necesitamos, pero es la única solución estructural. Miranda se va a seguir consolidando como un estado productor y exportador de cacao, de flores, de productos industriales” precisó.

Fuente: AVN

18 millones de insumos médicos arribaron al puerto de La Guaira

Un total de 18 millones de insumos médicos, entre anestésicos, vacunas, antibióticos, nutrientes para las embarazadas, antipiréticos, analgésicos, protectores gástricos, entre otros; arribaron este miércoles al puerto de La Guaira, estado Vargas; para ser distribuido a los diferentes centros de salud; indicó el ministro para la Salud, Carlos Alvarado.

En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión, Alvarado señaló que los insumos llegaron en 64 contenedores, que cuentan con una inversión de 25 millones de euros.

“Los insumos en su mayoría provienen en su convenios con Cuba y China, a través del Fondo Chino, también tenemos compra directa que ha hecho el ministerio para la salud en el mercado internacional que no nos tienen bloqueado, algunos insumos que vienen a través del fondo rotatorio y de la OPS (Organización Panamericana de la Salud)”, detalló el titular del ente ministerial.

En este sentido, señaló que, además, se cuenta con 22.575 unidades de repuestos, 192.000 kit de diagnostico más de 100.000 kits para citología.

Se espera, indicó el ministro, que se distribuyan todos los insumos en un lapso de una semana.

Fuente: AVN / Foto: @YVKE_MUNDIAL

Vicepresidenta destaca cooperación entre Irán y Venezuela en aniversario de Revolución Islámica

La vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, destacó las relaciones de cooperación y lazos de amistad que mantienen Venezuela e Irán en materia energética, científica y comercial.

Durante su participación en el acto de conmemoración del 40 aniversario de la Revolución Islámica de Irán, celebrado en Caracas, señaló que el camino de un nuevo mundo está basado en los lazos de hermandad y solidaridad entre naciones hermanas, razón por la cual celebró además el éxito de las relaciones bilaterales en el área agrícola, industrial y cultural.

Rodríguez apuntó que la Revolución Islámica demostró al mundo la posibilidad de superar las políticas capitalistas impuestas por países occidentales, así como el carácter digno de los pueblos en defensa de la soberanía y la independencia.

“El único mecanismo y modelo reproductor de violencia y pobreza es el capitalismo; son justamente nuestros proyectos de liberación con los que podemos decir que otro mundo es posible”, enfatizó Rodríguez, citada en un mensaje difundido por la Vicepresidencia de la República en su cuenta Twitter.

Denunció que las políticas injerencistas de países occidentales, fundamentalmente de Estados Unidos (EEUU), pretenden desafiar la independencia de naciones soberanas como la República Islámica de Irán.

En este sentido, Rodríguez rechazó la continuidad de acciones terroristas como un mecanismo para someter a los pueblos libres del mundo.

“Más de 206 años han transcurrido de la independencia de Venezuela y los imperios jamás se van a resignar a someter y a dominar a nuestros pueblos”, agregó.

40 años después de la Revolución Islámica de Irán, ocurrida en 1979 con la caída de la monarquía dictatorial Pahlavi, la nación asiática es víctima de sanciones unilaterales por parte del gobierno de EEUU, cuyo propósito es generar desestabilización política en beneficio de sus intereses.

Fuente: AVN

Venezuela expone su potencial petrolero en Conferencia de PetroTech en la India

El ministro para Petróleo, Manuel Quevedo, encabeza la delegación venezolana que participa en la décimo tercera Conferencia de PetroTech en Nueva Delhi, la India, donde expone su modelo de desarrollo petrolero.

Quevedo indicó que Venezuela asiste al evento para explicar el modelo venezolano socialista y de complementariedad económica.

“Venezuela dispone de la energía necesaria para el desarrollo de otras naciones del mundo y venimos a fortalecer estos lazos con la India, construyendo la economía multipolar en el mundo”, señaló en un video publicado en su Twitter.

La 13 edición del encuentro de petróleo y gas es un espacio que reúne a ministros y personalidades vinculadas del mundo de los hidrocarburos.

Fuente: AVN / Foto: @PDVSA

Presidente Maduro: La juventud patriota está en la primera línea, como hace 205 años en La Victoria

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela,Nicolás Maduro, felicitó a la juventud en su día y llamó a este sector a seguir el ejemplo de lucha independentista y antiimperialista del prócer José Félix Ribas, en defensa de la patria, ante los escenarios actuales en los que el gobierno de Estados Unidos mantiene amenazas intervencionistas contra la nación.

“La juventud patriota está en la primera línea, como hace 205 años en La Victoria. Hoy, junto al espíritu de José Félix Ribas, defenderemos la Patria de las pretensiones imperiales de vulnerar nuestra soberanía. ¡Feliz Día de la Juventud!”, escribió el jefe de Estado en la red social Twitter.

El Día de la Juventud se celebra en conmemoración de los 205 años de la Batalla de La Victoria, librada en La Victoria, estado Aragua, el 12 de febrero de 1814, liderada por José Félix Ribas y jóvenes estudiantes de colegios, seminarios y la entonces Universidad de Caracas. Esta gesta obtuvo el triunfo sobre los realistas que eran comandados por José Tomás Boves.

Con motivo de este día, la juventud revolucionaria se sumará a una marcha este martes en Caracas, desde la Plaza Morelos, en el sector Bellas Artes, hasta la Plaza Bolívar, en el centro de la ciudad.

Fuente: AVN / Foto: @NicolasMaduro

ESTATUTO DE “TRANSICIÓN” PARA LA INTERVENCIÓN

El 4 de febrero, a doce días de la autojuramentación de Juan Guaidó, la Asamblea Nacional sesionó de manera ordinaria para discutir y aprobar un instrumento que denomina “Estatuto que Rige la Transición a la Democracia para Restablecer la Vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Se trata de un documento de dieciocho páginas, con treinta y nueve artículos, precedido de una Exposición de Motivos con cinco considerandos que ha sido catalogado por la opinión pública como un nuevo “Decreto Carmona”.

EL CONTENIDO

En su artículo 2, “la transición” es definida como “el itinerario de democratización y reinstitucionalización”. Determina que se ha iniciado un proceso de tres fases que serán necesarias antes de llamar a supuestas elecciones libres. El lenguaje empleado no se corresponde con el de la Constitución de 1999, utilizando las categorías de la Constitución de 1961 y borrando el carácter bolivariano de la Fuerza Armada y la participación protagónica de la democracia que entienden como un espacio de partidos políticos.

En ese marco, el “estatuto” busca revertir decisiones que fueron tomadas de manera soberana durante los últimos años, haciendo particular énfasis en “reinsertar plenamente al Estado venezolano” en el régimen de la OEA y sus organismos de Derechos Humanos.

Seguidamente caracterizan la situación actual de Venezuela. En lo social como una “emergencia humanitaria compleja” y en lo político como una situación de facto derivada de una “usurpación del Poder Ejecutivo Nacional”, sobre la cual estiman pueden determinar la nulidad de los actos de todos los Poderes Públicos, incluidos el Electoral, el Ciudadano y el Judicial.

Siendo esta su valoración de la situación del país, señalan en el artículo 11 que todos los ciudadanos deben seguir el régimen que ellos están determinando y que todos los funcionarios serán responsables de “contribuir con la usurpación” en caso de que reconozcan el resto del Poder Público y ejecuten sus dictámenes. Sobre este tema, tratado en su proyecto de amnistía, ya nos hemos referido al detalle.

El Estatuto llega a su Capítulo III en el cual le otorga a la Asamblea Nacional todas las competencias del Poder Público Nacional. Sin señalar términos para el ejercicio de las mismas y rompiendo el esquema de la separación de poderes previsto desde la Carta Magna primigenia de 1811.

Así, diseñan un Poder Legislativo que acumula las competencias del Presidente de la República y del Poder Legislativo, que representa internacionalmente a la República y que tiene todas las competencias sobre el patrimonio de la República sin que exista un órgano contralor que reconozcan fuera de este recinto.

Esto implica la anulación completa del Poder Ciudadano y del Poder Judicial, que en principio no forman parte de ese supuesto que genera el dictado de una “transición” y que incluso ya había sido reemplazado por la Asamblea Nacional en 2017.

Según el Estatuto, las decisiones con respecto al petróleo venezolano tienen su centro en Washington, a la vez que la exigencia permanente al auxilio internacional -a la luz de las últimas declaraciones de Guaidó- parece avistar que la intervención extranjera es una situación deseada por quienes suscriben este documento. Los plazos para que dure esta situación son completamente aleatorios.

NO ES UNA LEY

Cuando nos referimos a los documentos de la Asamblea Nacional, no hablamos de una ley de la República. Por una causa sencilla: para que un instrumento en Venezuela se convierta en ley, se requiere haber seguido el procedimiento legislativo previsto en el artículo 202 de la Constitución. Es decir, que haya sido sometido a dos discusiones antes de ser sancionado para luego ser promulgado y publicado por el Poder Ejecutivo.

Adicionalmente, hasta que cese el desconocimiento de la Asamblea Nacional hacia el Tribunal Supremo de Justicia, todas sus decisiones, actos de control político o leyes sancionadas, son nulas. 

¿QUÉ ES?

Según lo señalado en el Estatuto, se trata de un “acto en ejecución directa e inmediata del artículo 333”. Esta norma no dispone ningún mecanismo para dictar un régimen jurídico sino el hecho que el desconocimiento de la Constitución no le hace perder vigencia y un llamamiento a todas las autoridades para que eviten, detengan o enmienden una violación constitucional.

Por tales motivos, es difícil categorizar jurídicamente la naturaleza de un instrumento que no está previsto en nuestra Constitución y que constituye la separación de un sector de la Asamblea Nacional a la lógica del Estado venezolano, el cual determina que los cinco poderes son iguales, que los conflictos políticos se resuelven en el marco de la Constitución y que Venezuela se constituye en una República independiente. 

ES UNA VIOLACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN

¿Puede una Asamblea Nacional desconocer la Constitución que determina su existencia y funcionamiento? Sin duda alguna no porque la Constitución es la norma suprema y constitutiva de todo el Poder Público Nacional. 

Una Constitución puede ser interpretada y esto es lo que hace la Sala Constitucional y sus dictámenes deben ser aplicados por todos los poderes y, finalmente, cumplida por todos los ciudadanos. Pero ninguno de los poderes puede borrar el contenido de la Constitución, reformular las funciones de las ramas del Poder o cambiar el carácter de la democracia o los derechos vigentes.

Este documento se produce tomando poderes que tan sólo le corresponden a la Asamblea Nacional Constituyente y que son sólo las decisiones de esta instancia, las que deben ser acatadas por todo el Poder Público Nacional sin derecho a oposición, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 349. Se confirma, así, que al menos desde el año 2016 la oposición se resiste a entrar al juego político en los términos de nuestra legislación.

ES UNA FALACIA

Según su Exposición de Motivos “durante veinte años de Revolución Bolivariana se ha impuesto un sistema político alejado de los principios constitucionales”. Algo totalmente falso: primero llegó la Constitución y luego, por solicitud del presidente Chávez, se fue a una Asamblea Nacional Constituyente que dictó la vigente Constitución. Posteriormente, señalan que sus actos se enmarcan en una “coyuntura liberadora” en tanto el presidente Nicolás Maduro Moros “no fue electo, no se juramentó y se aferró al Poder Ejecutivo de manera fáctica para profundizar la usurpación”.

De igual forma, según este texto, en Venezuela no ha habido elecciones o al menos estas se encuentran viciadas de nulidad por haber sido convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente. Otra falsedad: de conformidad con el artículo 349, lo que ordena la ANC debe ser cumplido por todos los poderes.

Además, las cosas no ocurrieron así. Veamos rápidamente cuál fue el camino que nos trajo al 10 de enero.

En primer lugar, fue dictado el “Decreto Constituyente sobre la convocatoria de las Elecciones para la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela”, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria N°6361 del 23 de enero de 2018, en el que la Asamblea Nacional Constituyente ejerciendo su poder supremo y preservando los intereses de la República, convocó “para el primer cuatrimestre del año 2018, el proceso electoral para la escogencia de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela”.

Orden que fue seguidamente modificada el 1° de marzo de 2018, mediante el “Decreto Constituyente sobre convocatoria a Elecciones en la República Bolivariana de Venezuela”, publicado en la Gaceta Oficial Ordinaria N°41351 de la misma fecha, mediante el cual modifica la fecha para la celebración de los comicios posponiéndola para el mes de mayo de aquel año. Obedeciendo seguidamente el Consejo Nacional Electoral y procediendo a convocarlas, como ha ocurrido en todas las elecciones desde agosto de 2017.

Adicionalmente, puede verificarse en la página web oficial del Consejo Nacional Electoral, que en la República Bolivariana de Venezuela se celebraron elecciones presidenciales el día 20 de mayo de 2018 con el fin de que el pueblo decidiera, mediante el sufragio y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 228 de la Constitución Nacional, quién asumiría la Presidencia de la República para el período constitucional 2019-2025.

Para estos comicios, se encontraban legalmente habilitados para votar 20 millones 526 mil 978 de venezolanos y venezolanas, efectivamente lo hicieron 9 millones 209 mil 777 personas, y, resultó ganador el candidato Nicolás Maduro Moros con un total de 6 millones 248 mil 864 de votos validos. Los cuales, a los efectos de este “Estatuto” no existen o su voto debe ser descartado frente a una abstención que entienden estuvo conformada por personas que decidieron no votar para que no fuese presidente Nicolás Maduro Moros.

Esta afirmación descabellada omite que en Venezuela sólo se ganan las elecciones con los votos y que ningún analista político puede sostener que la abstención en su totalidad significa que quienes no participaron favorecían a alguna opción. Pues existen personas que nunca acuden al sufragio, otras que no estaban en el país y otras que simplemente no querían hacerlo. 

Finalmente, el Estatuto y otros instrumentos fueron adoptados en sesiones donde existen serios cuestionamientos sobre si ha existido el quórum reglamentario y que, por no cumplir el artículo 202, no son leyes de la República.

Se trata, por ello, de algo mucho más peligroso que el Decreto Carmona que intentaba darle orden a una situación de facto, pues son espejos para que sean leídos en el exterior como marco que demanda y justifica una intervención.

Fuente: Ana Cristina Bracho / Misión Verdad

SEMEJANZAS Y AGRESIONES: LAS EXPERIENCIAS DE SIRIA Y VENEZUELA

Los laboratorios de la guerra en Estados Unidos han tenido éxito en la aplicación de formatos de agresiones pre-diseñados contra países que no se alinean a sus políticas imperiales. Estos obviamente se adaptan a los rasgos culturales, religiosos, sociales, históricos y hasta geográficos.

En el año 2011, Siria empezó a sufrir una brutal agresión por parte de potencias imperiales, la cual hoy continúa, pero de la que ha salido prácticamente victoriosa a un costo muy alto.

En estos momentos en Venezuela se prepara el escenario para una agresión similar a la vivida por Siria, que a pesar de puntuales y marcadas diferencias, en esencia se estructuran de forma similar.

INFILTRACIÓN DE GRUPOS TERRORISTAS Y MERCENARIOS

En Siria la infiltración de grupos terroristas y mercenarios llevó tiempo, pero su actuar fue de golpe y de forma simultánea. Si nos remontamos a abril de 2011, vale la pena recordar a Nidal Jannoud quien se dice que fue la primera víctima del conflicto.

Era agricultor y guardia de un club de oficiales en Banias, en la costa del Mediterráneo. Fue interceptado camino al mercado y masacrado. Su único delito era ser alauita (rama del Islam chiíta practicada por el presidente sirio Bashar Al-Assad).

En Venezuela este tipo de grupos han actuado por años, realizando ataques puntuales a sistemas de distribución eléctrica, depósitos de alimentos y medicinas, quema de propiedad pública y privada. El 10 de enero del año en curso, provocaron un voraz incendio en galpones del IVSS en la carretera Guarenas-Guatiredonde se almacenaban equipos e insumos médicos valorados en millones de dólares.

Los ataques a instalaciones eléctricas son constantes, siendo los más recientes los ocurridos el 4 de febrero pasado en los estados Anzoátegui y Miranda. Los ataques terroristas no solo se han limitado a la propiedad, sino también contra la vida humana. Decenas de líderes campesinos, y figuras políticas y públicas simpatizantes de la Revolución, de niveles medios y altos, han sido asesinados, siendo el caso más emblemático el de Robert Serra.

TRAICIÓN DE POLÍTICOS Y MILITARES

En Siria los servicios de inteligencia extranjeros lograron penetrar los estamentos políticos y militares, eso sí, con un alcance limitado y no estratégico. Crearon el “Consejo Nacional Sirio” cuya sede principal se encontraba en Turquía, además de un apéndice de este, el “Ejército Libre Sirio”, compuesto por militares traidores. Igualmente ofrecían altas sumas de dinero a embajadores sirios en países estratégicos a cambio de traicionar a Al-Assad.

En Venezuela la disidencia de políticos de cierta relevancia se ha dado básicamente por estar ligados a casos de corrupción, víctimas del chantaje de la oposición o por sentirse acorralados. Con respecto al aspecto militar, las traiciones en líneas generales comprenden a militares sin mando de tropa. Una resalta ante todas a pesar de que poco se habla de ella, la del Mayor General Hebert García Plaza.

siria_venezuela_2.jpg

La guerra en Siria contó con la ayuda de Turquía y Jordania, además de Arabia Saudí, Qatar e Israel. (Foto: RTVE)

Este al verse descubierto de su proceder corrupto en la administración pública, pide asilo en Estados Unidos. Fue director de armamento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) durante la compra del grueso del material bélico moderno durante la gestión del Comandante Chávez. Sin duda alguna aportó información vital sobre el tipo y cantidad de armamento adquirido, además de su ubicación y almacenaje.

En días recientes hemos visto al cónsul en Miami y al embajador en Irak cuadrarse con el golpismo. Vale la pena resaltar que Jonathan Velasco, ahora ex embajador en Irak, era acusado por la derecha de entregar pasaportes venezolanos a grupos que ellos consideran (al igual que Estados Unidos e Israel) como terroristas.

INTENSA PROPAGANDA EN MEDIOS INTERNACIONALES

Como sucedió con Bashar Al-Assad en el 2011 y años posteriores, Maduro es víctima de una despiadada campaña mediática internacional que ha intentado demonizarlo, todo esto para justificar ante la opinión pública foránea cualquier acción contra Venezuela fuera del marco de la legalidad.

Medios como la BBC, Deutsche Welle, Reuters y CNN, entre otras, de alcance nacional en países no simpatizantes de la Revolución Bolivariana, sin pudor alguno preparan el escenario mediático como teatro de operaciones paralelo al militar. La orgía de mentiras resulta chocante y vomitiva para cualquier individuo con mínima conciencia de la realidad.

SANCIONES Y BLOQUEO ECONÓMICO

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han sancionado a decenas de personas y entidades sirias por “proveer equipamiento militar o apoyo a Siria para reprimir las protestas”. Embargo petrolero, prohibición a ciertas inversiones, congelación de los activos del Banco Central de Siria dentro de Estados Unidos y la UE, así como restricciones para el suministro de equipos y tecnología. Incluso contra personas y entidades rusas por el suministro de petróleo a Siria.

Venezuela, durante el gobierno de Hugo Chávez, fue víctima de un embargo a la venta de armas fabricadas por Estados Unidos, extendiéndose a cualquier equipo bélico suministrado por terceros países que contaran con componentes fabricados por estos.

Al principio resultó en un golpe fuerte a la nación, tomando en cuenta que casi la totalidad de nuestros sistemas de armas eran fabricados en Occidente, pero nuestra buena situación económica nos permitió buscar nuevos mercados militares en países soberanos, obteniendo equipos y suministros de alta tecnología.

consejo_de_transicion_siria.jpg

En Siria también se conformó un Consejo Nacional de Transición, o gobierno paralelo, para gestionar el bloqueo económico al país. (Foto: Reuters)

La medida tomada por Estados Unidos en su momento los llevó a perder un mercado modesto pero valioso para su complejo militar-industrial. Al igual que contra Siria, hasta básicamente el año 2018, las sanciones fueron dirigidas contra personalidades políticas, militares y empresarios privados ligados al gobierno.

Este año 2019, Estados Unidos y algunos países europeos se las juegan todas al ir más allá. Con la apropiación de Citgo, el gobierno de Trump nos retiene 7 mil millones de dólares en bienes activos y 11 mil millones de dólares en exportaciones petroleras para este año.

En la actualidad Citgo cuenta con tres refinerías en territorio estadounidense, 48 terminales de almacenamiento y distribución con unas 6 mil estaciones de servicio.

Tiene capacidad para procesar 749 mil barriles de crudo al día, lo que la sitúa como la sexta empresa del sector en Estados Unidos. Las medidas anunciadas por Washington se podrían traducir en un embargo petrolero no abiertamente declarado, pero que se ejecuta rigurosamente contra los activos petroleros del país.

Igualmente, la proveedora de servicios financieros Euroclear mantiene congelados 1 mil 650 millones de dólares destinados a la compra de medicinas y alimentos para la población venezolana, participando la UE en el bloqueo financiero contra el país.

Asimismo, el Banco de Inglaterra se niega a entregar 14 toneladas de oro, valoradas en unos 550 millones de dólares, esgrimiendo excusas increíblemente ridículas. Vale la pena resaltar que el conjunto de sanciones ha sido impulsado y solicitado por traidores de la oposición, estando a la cabeza el diputado Julio Borges.

TRAICIÓN DE PAÍSES VECINOS Y ORGANISMOS REGIONALES AL SERVICIO DEL IMPERIALISMO

Siria es la “piedra angular” de la región del Medio Oriente, por ello su protagonismo de primera línea en la geopolítica de la zona. Tiene fronteras con el Estado terrorista de Israel, Jordania, Irak, Turquía y el Líbano.

Las dictaduras criminales, retrógradas y vasallas de Arabia Saudita, Qatar y Jordania necesitan “comprar” su permanencia en el poder a Estados Unidos e Israel. Arabia Saudita y Qatar son las que aportan la mayor parte de los petrodólares que financian la agresión contra Siria.

En cuanto a los países vecinos de Venezuela, Colombia y Brasil tienen la batuta respecto al deseo de convertirse en puentes territoriales para una eventual agresión contra el país. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró que sus fuerzas militares podrían cumplir el mismo papel en Venezuela del que tuvieron en Haití. Junto a Colombia, se ofrecen como “centros de acopio” para la recepción de la “ayuda humanitaria”.

Pretender introducir a Venezuela la supuesta “ayuda humanitaria” implicaría que nuestras fuerzas militares tendrían que permitir sin chistar la violación del sagrado suelo de la patria. Colombia y Brasil pretenden asumir el papel que Turquía ha tenido al norte de Siria. No hay que olvidar el llamado “Ejercicio Específico Planeamiento Operativo Balboa” del que formó parte Colombia.

Curso de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas Españolas en mayo del año 2001. Planteaba la “balcanización” de Venezuela al dividirla. Desde hace muchos años la derecha ha fomentado planes de secesión del Zulia, de lo cual no está exenta la vieja aspiración de la oligarquía colombiana.

Dicho plan consideraba factible que, en una intervención “humanitaria”, Colombia se reservaría la “protección” del Zulia, Táchira, Mérida, Trujillo, Apure, el resto de estados occidentales y la “protección” conjunta con Washington de la refinaría de Amuay. Por su parte, Estados Unidos se reserva el Oriente, desde Margarita hasta la Guayana, la producción petrolera, el dominio de las bocas del Orinoco y mirada dominante hacia el Atlántico.

siria_reconstruir.jpg

Tras siete años, los sirios desplazados han vuelto al lugar que nacieron como este comerciante de la ciudad de Alepo. (Foto: AFP)

En noviembre del año 2011, la Liga Árabe expulsó a Siria, convirtiéndose en una vergonzosa organización al servicio del imperialismo y sionismo. Venezuela se encuentra asediada por la Organización de Estados Americanos (OEA), convirtiéndose bajo la gestión de Luis Almagro en punta de lanza de la “diplomacia” regional para la destrucción de la Revolución Bolivariana.

El “Grupo (o Cartel) de Lima” es otra instancia regional que reúne a los mandatarios de derecha del continente y que se agruparon con un solo objetivo: colaborar activamente en el derrocamiento de Nicolás Maduro por mandato de Estados Unidos.

Es tiempo de definiciones. Nunca antes la Revolución Bolivariana estuvo tan amenazada. La oposición vasalla sería la nada sin la presión internacional de la que somos víctimas. Sobre nuestra nación se cierne una guerra psicológica con miras a debilitar la lealtad del pueblo revolucionario, pero los días pasan y este se mantiene en resistencia estoica.

Esto conduce a dos alternativas para la oposición; la primera y más conveniente es que retomen los cauces democráticos y se sienten a dialogar, y la segunda, seguir preparando el terreno para una eventual agresión militar extranjera como única alternativa para la toma del poder.

Fuente: Misión Verdad

LA CRUZADA RELIGIOSA DEL COMANDO SUR CONTRA VENEZUELA

Como se sabe, el Pentágono nunca deja de trabajar. Sus labores en América Latina y el Caribe están a cargo del Comando Sur (en inglés, SouthCom), que tiene como objetivo resguardar los intereses militares de los Estados Unidos en la región.

Estos se ven reflejados en el documento que presentó el almirante Craig S. Faller (Posture Statement 2019), comandante del Comando Sur, ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense el 7 de febrero. Allí se encuentra descrito un balance de sus acciones en la región, sus roles y desafíos en este año.

La política del Comando Sur se inserta en el Hemisferio Occidental, como una pata de los planes estratégicos trazados por el Pentágono para los años venideros de la Administración Trump.

En la Estrategia de Seguridad Nacional firmada por Donald Trump, publicada en 2017, documento axial que refleja el presente y prospectiva de los Estados Unidos como potencia militar y económica, dice que “China y Rusia quieren dar forma a un mundo antitético a los valores e intereses de los Estados Unidos”.

Esa afirmación es clave puesto que acepta a las dos potencias euroasiáticas como las principales “amenazas existenciales” de la ya decaída hegemonía estadounidense, y según el documento que presentó el Comando Sur, ambas se encuentran muy presentes en el Hemisferio Occidental, sobre todo en América Latina y el Caribe, donde ve peligrar la influencia de Washington.

AMPLIACIÓN DEL CAMPO DE BATALLA

Según el Comando Sur, el Hemisferio Occidental vuelve a ser un gran campo de batalla de la coyuntura global entre actores transnacionales y estatales, con una triada emergente (Rusia, China, Irán) que apoya a la “troika de la tiranía”, según John Bolton: Cuba, Nicaragua y Venezuela.

En vista de las amenazas de esta “troika de la tiranía” a lo que supone la influencia estadounidense, el Comando Sur ha reforzado lazos militares y de “cooperación” con Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú en América Latina; El Salvador, Panamá, Honduras, Guatemala en Centroamérica; Trinidad y Tobago y Jamaica en el Caribe.

Por cierto, son todos países que recientemente votaron a favor de la intervención en la Organización de Estados Americanos (OEA), claramente coordinado por el secretario general Luis Almagro.

Volviendo a la ampliación del campo de batalla en territorio americano, la “troika de la tiranía” debe ser neutralizada para la supuesta prosperidad y desarrollo del resto de países que se ven perjudicados por la influencia euroasiática. La nomenclatura usada por Bolton no aparece en el documento, sin embargo la presencia de ese concepto queda inmanente en todo el texto, pues da por hecho la criminalización de los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, como males a extirpar.

Las implicaciones militares en todos los ámbitos de la política, la economía y los intereses estratégicos de los países en donde está mejor insertado el gobierno de la Casa Blanca son más que evidentes en el discurso que promueve el Comando Sur.

En su informe, apela a la expresión moral del establishment estadounidense (“nosotros somos los buenos, los otros son los malos”), e insiste en llamar a Rusia, China, Irán, Cuba, Nicaragua y Venezuela los “actores malignos”, como si se tratara de una extensión proverbial de la Doctrina Monroe.

De hecho, esta visión filosófica es el centro de toda la política estadounidense con relación al “patio trasero”, como suele llamar Washington a la mayoría del continente. Es una doctrina de subordinación y subsumisión del resto de la nación continental a los intereses de los Estados Unidos.

Mientras su presencia en el cuerno de África, el Máshrek y el Magreb intentaba cambiar el curso del mapa geopolítico mediante del plan “Gran Medio Oriente” del Pentágono, en América Latina y el Caribe se vieron inmersos en una conmoción generalizada cuyo punto de inflexión fue el surgimiento del chavismo como corriente histórica e incluso continental.

La influencia de Venezuela en la región amenazaba el consenso de Washington, y por ello desde el Norte, sobre todo luego de los esfuerzos perdidos en aquellas regiones (se espera un pronto retiro de tropas norteamericanas de Siria), los planes de redibujar el mapa del Hemisferio Occidental han tomado una aceleración a escala regional.

El balance del Comando Sur muestra un panorama de las influencias de China y Rusia sobre el continente, donde las inversiones y acuerdos euroasiáticos han tomado una delantera importante y han formado, sobre todo en Venezuela, un cuadro de relaciones internacionales más ampliado a la tónica implantada por los Estados Unidos.

Sin embargo, en pocos años los poderes estatales en Argentina, Brasil y Ecuador cambiaron el rumbo del integracionismo latinocaribeño a la integración panamericana neocolonial. La balanza se empezó a inclinar regionalmente a la dominación estadounidense en detrimento de Celac, ALBA y Petrocaribe.

La presencia del Comando Sur, como lo deja notar en su Posture Statement 2019, es tan íntima a las relaciones políticas de la Casa Blanca que ya no se diferencia la diplomacia del manual estratégico militar. Un elemento que traza todo el documento presentado al Senado, y que ha resultado favorable a los planes del Pentágono para el continente.

LA RED DE REDES DEL PENTÁGONO

A todas las amenazas, el Comando Sur tiene una respuesta y una acción. La idea a través de los últimos años es expandir los trabajos conjuntos entre el ejército de los Estados Unidos y el resto de los países satélites. El incremento de las bases militares norteamericanas en suelo latinoamericano y caribeño es un claro dato de suyo, y las operaciones y ejercicios que involucran sobre todo “asistencias humanitarias” y “desastres naturales”.

Faller en su balance nombra los esfuerzos del USNS Comfort, un hospital militar naval que estuvo en varios puertos en todo el Hemisferio Occidental, con especial atención mediática en Colombia por tratarse fronterizo de Venezuela.

El informe habla claramente de una “integración” en cuanto a los ejercicios militares, cooperaciones de inteligencia y, básicamente, al tutelaje que representa el Pentágono por sobre los intereses castrenses de los demás Estados.

A esta inserción regional de la oficialidad colonial, se une el brazo civil representado por organizaciones no gubernamentales (militares y no militares) que ya han hecho la labor de roer desde su seno las estructuras pertinentes a los intereses del Comando Sur. A través de programas educativos, jurídicos y operativos, el Pentágono ha logrado penetrar profundamente en las decisiones de los ejércitos latinoamericanos.

Ernesto Cazal@ernesto_cazal · 7 feb. 2019En respuesta a @ernesto_cazal

El CS en su informe apela a la perorata moralística que siempre dicta el establishment estadounidense (nosotros somos los buenos, los otros son los malos), e insiste en llamar a Rusia, China, Irán, Cuba, Nicaragua y Venezuela los “actores malignos”, en clave Doctrina Monroe.

Ernesto Cazal@ernesto_cazal

El CS también reporta que tiene una red dispuesta en toda la región que impulsa sus puntos de vista, intereses y percepciones vía ONGs y personal militar sobre los diferentes temas en los que opera, específicamente en las áreas de narcotráfico, terrorismo, tramas financieras. pic.twitter.com/hx1RcTh6QW416:47 – 7 feb. 2019Información y privacidad de Twitter Ads

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

Ver los otros Tweets de Ernesto Cazal

Uno de los puntos que más preocupa a los altos oficiales estadounidenses es un centro de entrenamiento securitario ruso en Nicaragua, que “potencialmente provee a Moscú de una plataforma regional para incorporar fuentes de inteligencia y colectar información”.

Este uso discursivo de la “intromisión rusa” se conserva no sólo para la política interna de los Estados Unidos, impulsado claramente por los neoconservadores y el establishment del Partido Demócrata, sino también para los países que conforman la “troika”.

Al mismo tiempo que se reconoce la influencia china y, en parte, rusa en la región latinocaribeña, asimismo se habla del Hezbolá libanés como un actor que “opera donde fuera puedan recoger ayudas, recaudar fondos y continuar sus agendas terroristas”; de igual manera habla del Daesh y al-Qaeda, dos proxies íntimamente conectados a las estructuras de la OTAN y contratistas usadas en la guerra siria.

En la lucha contra el terrorismo, uno de los objetivos del Comando Sur consta de neutralizar las supuestas operaciones de Hezbolá en territorio americano, donde se han podido encontrar rastros en Brasil, Bolivia, Perú y Paraguay. Extrañamente no hay mención alguna sobre Venezuela, aun cuando altos funcionarios del gobierno central fueron ligados a este grupo del Líbano, clave en su política local y en las invasiones de Israel sobre aquel territorio en 1982 y 2006.

Para contrarrestar esta y otras amenazas a la hegemonía estadounidense, el Comando Sur informa que existe una coordinación con el Departamento de Estado para implementar “un cambio de juego estratégico”: la instalación de programas en asistencia securitaria como el International Military Education and Training (IMET) y el Foreign Military Financing (FMF).

Ernesto Cazal@ernesto_cazal · 7 feb. 2019En respuesta a @ernesto_cazal

El balance del @Southcom muestra:
-un panorama en el que la influencia de potencias globales como Rusia y China;
-a Nicaragua como centro de operaciones de inteligencia del Kremlin en la región;
-rastros de Hezbolá en Brasil, Bolivia, Perú y Paraguay.

Ernesto Cazal@ernesto_cazal

Un dato importante que devela el informe: desde 2009, programas del Departamento de Estado en el área de seguridad han expandido la influencia estadounidense en sectores clave estatales, por ejemplo en Chile, Argentina y Trinidad y Tobago. pic.twitter.com/u83fsBPp5A116:47 – 7 feb. 2019Información y privacidad de Twitter Ads

Ver imagen en Twitter

Ver los otros Tweets de Ernesto Cazal

El IMET, por ejemplo, ha dado por lo menos unos 55 mil estudiantes que ahora forman parte de estructuras estatales en diferentes áreas políticas y militares, y nombra los casos de Argentina, Chile y Trinidad y Tobago como los más resaltantes en su plan de “integración”.

Así, entre ONGs, instituciones tipo USAID y NED, programas de educación y “cooperación” castrense, los Estados Unidos tienen, desde el punto de vista político-militar, un despliegue de redes sumamente importante a la hora de tomar decisiones y dar respuestas en contextos latinoamericanos y caribeños. De ese tamaño es el mando del Pentágono sobre gobiernos de su “patio trasero”.

CUBA, NICARAGUA Y VENEZUELA EN EL FONDO

Los temas más resaltantes del informe son el narcotráfico, el terrorismo, la migración, los desastres naturales, y la importancia de reforzar los lazos con los países tutelados por Estados Unidos.

En el marco de los tres primeros tópicos, Venezuela toma relieve importante por los desafíos que confiere la mediatizada “diáspora venezolana” como por la adjudicación por parte de la Casa Blanca de nombrar al venezolano como un Estado forajido, que supuestamente conmina sobre todo a sus países vecinos a desestabilizaciones y “hace sufrir a la población”.

Por ello se reseña a profundidad los ejercicios militares que han desempeñado en conjunto con los diferentes países, fueran de manera bilateral o multinacional. UNITAS (naval), PANAMAX y CRUZEIRO DU SOL son los más subrayados por el Comando Sur, pues “incrementamos el entendimiento mutuo, la interoperabilidad y la presteza colectiva”.

Básicamente, Estados Unidos a través de su red de redes operado por el Pentágono en todo el continente asegura, bajo el discurso de que todos esos esfuerzos lo hacen en honor al “humanitarismo”, que los intereses que representa no sean polvo en el viento ante disposiciones contrarias como sucede con Cuba, Nicaragua y Venezuela. Nada es casualidad.

Casi al final del documento, en torno a lo referido a desastres naturales, muy dados en los últimos tiempos en el Caribe, se reseña una importante reunión multinacional en el que los diferentes ministerios de Defensa de la región acordaron asegurar “las respuestas a emergencias en sus propios países” y “los países vecinos en crisis”.

“El pasado octubre en la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas en Cancún, México, el Secretario de Defensa estadounidense y sus homólogos a través del Hemisferio se comprometieron a fortalecer la cooperación militar regional y asistencia ante desastres con apoyo de las agencias civiles principales. En respaldo, el Comando Sur trabaja cercanamente con los países socios, el Departamento de Estado, USAID, ONGs y organizaciones multinacionales como el Caribbean Disaster Emergency Management Agency (CDEMA) de Caricom y el Regional Security System (RSS) para construir capacidades nacionales y regionales de respuesta”.

Un trabajo de esas dimensiones se ha venido consolidando con los años, en los momentos en que Venezuela ha sido cada vez más aislada de las relaciones donde predominan los intereses estadounidenses en la región. Eso incluye los lazos diplomáticos con los países que hoy integran el Grupo de Lima y la OEA.

Pensando, precisamente, en la región latinocaribeña como un inmenso campo de batalla, en el que China y Rusia tienen participación, así como también lo ha sido en Medio Oriente y África, el Comando Sur presenta sus credenciales y muestra al Senado, y al mundo en general, que todas las capacidades están a tono para continuar los intentos de deponer (y si puede, destruir) a los gobiernos de la “troika de la tiranía”, al mismo tiempo que profundiza el mando del timón regional en manos estadounidenses.

En el fondo del balance, como textualmente puede verse a lo largo del documento, Venezuela es objetivo primario en las intenciones de Estados Unidos por dominar el tablero de juego en América Latina y el Caribe. Lastimosamente para Washington, no es el único jugador que participa activamente en la disputa.

Fuente: Misión Verdad

Venezuela ha perdido 350.000 millones de dólares por el bloqueo económico

La Unidad de Debates Económicos del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), realizó un estudio en el que revela que desde año 2013, cuando inició el boicot económico contra el país y hasta el año 2017, Venezuela ha perdido 350.000 millones de dólares en producción de bienes y servicios.

“Desde que Nicolás Maduro asumió la Presidencia en 2013, el sector público venezolano dejó de recibir en términos netos flujos que en el quinquenio 2008-2012 habían supuesto más de 95.000 millones de dólares, es decir, unos 19.000 millones de dólares anuales”, refiere el texto.

El estudio también destaca que las calificadoras de riesgo aumentaron el riesgo país de Venezuela por encima de países como Siria. Sin embargo, el Gobierno venezolano cumplió con sus compromisos de deuda en el quinquenio 2013-2017, al pagar más de 17.000 millones de dólares, unos 3.300 millones de dólares anuales.

“En resumen, si se suma el valor promedio anual de divisas que ya no entraron producto del bloqueo (19.200 millones), más lo que el país tuvo que pagar promedio cada año correspondiente a la deuda externa (3.300 millones), se puede concluir que la economía y la sociedad sufrió una asfixia internacional de 22.500 millones de dólares anuales producto de una estrategia deliberada internacional de aislamiento financiero”.

Estas acciones han agravado la situación económica venezolana, porque al ser un país petrolero, las importaciones que realiza la nación se realizan con los ingresos de la producción de petróleo.

En consecuencia, las pérdidas en producción de bienes y servicios oscilaron entre una horquilla de 350.000 millones y 260.000 millones en el período 2013-2017, lo que supone entre 12.200 y 13.400 dólares por cada venezolano, y en ese mismo lapso, Venezuela perdió entre 1.6 y 1.1 puntos de Producto Interno Bruto (PIB).

Celag precisa que los ataques a la economía nacional han provocado la migración de venezolanos a otros país con el objetivo de hacer creer la idea de que en Venezuela existe una crisis humanitaria para intervenir el país.

Asimismo, agrega el texto que “si el Gobierno de Nicolás Maduro hubiera contado con un financiamiento internacional como del que dispuso Mauricio Macri en sus primeros tres años de mandato, el crecimiento del PIB venezolano sería superior al argentino”.

Fuente: AVN / Foto: Twitter